martes, 20 de septiembre de 2011

Carta fundamental derechos del nuevo hombre



Ningún gobierno puede o debe decidir sobre existencia del ser humano, pues no tienen derecho alguno a la sumisión de su pueblo o que niegue a su gente sus derechos y libertades fundamentales.


Todo ser humano tiene derecho a acceder a los recursos que les da su planeta,nadie esta en el derecho de limitar tal acceso ya sea por impuestos u poder adquisitivo..


Toda accion que traiga consigo la extorsión,la usura o el beneficio propio en detrimento de otros sera considerado una acción ilegal pues perjudica a sus semejantes.


La voz del ser humano debe ser oída siempre en causas que se consideren justas.


Todo ser humano tiene derecho a un trabajo digno que en ningún caso traiga el poder denigrar su labor por causa de empresarios o manos que busquen su beneficio personal.


Ninguna persona jamas deberá ser obligada a contraer matrimonio en contra de su voluntad. 


Ninguna mujer jamas deberá ser obligada a tener o no tener hijos en contra de su propia voluntad. 


Ninguna persona debe ser obligada a mantener o no mantener puntos de vista o culto en forma contraria a su elección.


Cualquier religión debe ser de culto propio y jamas debe imponerse esas ideas a través de presiones, miedos o beneficios a terceros.


Cada ser humano deberá mantener la capacidad de pensar, hablar y actuar como quiera, siempre y cuando no hagan daño a otro y su opinión no traiga consecuencias negativas en si.


Toda persona tiene derecho a elegir, el estudio y la práctica de la educación y la carrera de la su elección sin interferencias y se podrá acceder a ellas sin trabas algunas de condicion o sexo, siempre y cuando no dañen a otro.



Nadie tiene derecho a matar a otro. Nadie tiene derecho a robar a otro. Nadie tiene derecho a imponerse sobre otro de manera violenta o coaccionando su voluntad de ninguna manera. 



Cualquier gobierno que perjudica a sus ciudadanos, les priva de sus bienes o derechos sin su consentimiento, o hace la guerra ofensiva sobre sus vecinos, no importa cómo se malinterprete la situación, ha perdido su legitimidad. Ningún gobierno puede gobernar sin el consentimiento de su pueblo.


Todos los gobiernos tienen la tarea de velar por el bienestar de sus ciudadanos. Cualquier gobierno que obliga a sus ciudadanos a velar por su bienestar propio sin tener que asistir a la de ellos ha perdido su legitimidad. Los hombres y las mujeres tienen el propósito de vivir plenamente, libre de la miseria, donde quieran y en las condiciones que deseen, siempre que su elección no dañe a otro y sea humanamente posible.




Los niños están destinados a vivir bajo la protección benéfica de todo, libre de explotación, con un acceso sin trabas a las necesidades de la vida, la educación y cuidado de la salud. 


Todas las formas de explotación, opresión y persecución van en contra de la ley universal y natural. Todos los desacuerdos están destinados a ser resueltos de forma amistosa.


0 comentarios:

Publicar un comentario