martes, 18 de octubre de 2011

La muerte en el Antiguo imperio Egipcio



De todos los pueblos de la antigüedad hay uno que sin ningún genero de dudas manifestó un interés apasionado y yo diría casi obsesivo por la muerte: El antiguo imperio  Egipcio.Lo que empezó siendo un rito de carácter funerario para altas jerarquías muy pronto se acabo trasladando a todas las capas sociales.¿La razón? que todo ser humano ambicionaba conocer las formulas que les hicieran sobrevivir a la muerte.



Estas formulas contenidas en el libro de los muertos tenían un ritual característico que siempre se cumplía a rajatabla.Primero los familiares del fenecido solicitaban a los escribas una serie de conjuros que en forma de rollos se colocaban en su tumba, así mismo estos consistían en un vastisimo monologo en primera persona que el difundo dirigía a los dioses y entidades del mas allá.Algunos pasajes son dramáticos,otros rozan el patetismo, pero todos llenos de un indudable carácter religioso.


El antiguo Egipto estaba fascinado por el gran misterio de la muerte.Para ellos el universo entero es un gran sarcófago interdimensional y cósmico.En el centro se encuentra Osiris, muerto y momificado, derrotado por las fuerzas del mal.A su lado los dioses vengan a Osiris pero son arrastrados y a veces muertos.Junto a ellos las dioses son plañideras y lloran sus muertes.Es una atmosfera lúgubre que se extiende sobre toda la sociedad egipcia.
Las fuerzas del mal triunfan.Osiris esta muerto pero vive en la Duat o Amenti, este era el inframundo donde se celebraba el juicio a los difuntos en el cual este debía andar sorteando peligros y seres malignos.


El ritual de la muerte durante el imperio antiguo


Durante el Imperio Antiguo,  al reino de los muertos se le denominaba la Duat y se muestra como un mundo celestial situado sobre la Tierra al contrario que en el imperio nuevo donde las almas bajan al inframundo regido por Osiris. Encima de La  Duat se encontraba el reino celeste de Ra, al que solamente el faraón fallecido podría acceder.





La Duat estaba regida por Horus, el dios halcón de naturaleza celestial.El dios Anubis era la divinidad que presidia los espíritus de los hombres, denominados "Occidentales" en los Textos de las Pirámides, que tras su muerte irían a este cielo inferior. En él estaban aquellos espíritus que todavía no eran absolutamente puros y no podían acceder a la Duat. Era el lugar donde situaban la  Constelación de Orión.



Toda esta gran obra esta contenida en  El libro de las puertas es un texto sagrado datado en la época del Imperio nuevo. Narra el viaje del espíritu de un difunto en el otro mundo, y está relacionado con la marcha del Sol, aunque transcurre durante las horas nocturnas, en la Duat. El espíritu requiere pasar una serie de "puertas" en diferentes etapas del viaje. Cada puerta se asocia a una diosa diferente, y requiere que el difunto reconozca el carácter específico de cada deidad. El texto da a entender que algunas personas pasarán incólumes, mientras que otras sufrirán tormentos o en un lago de fuego.


El ritual de la muerte durante el imperio nuevo




En el imperio nuevo Todas las almas viajaban al inframundo o Amentis donde las almas debian sortear una serie de pruebas y seres malignos para poder tener el juicio frente al dios Osiris.Para sortear tales pruebas el difundo se acompañaba en su tumba por papiros que contenían formulas mágicas donadas por los escribas para superar tal trance.Si superaba tales pruebas se enfrentaría al juicio del dios Osiris y podría acceder al "Aaru" o reino celestial.






















El libro de los muertos

Como dijimos anteriormente el rito funerario en el antiguo Egipto tenia una serie de rituales característico que siempre se cumplía a rajatabla.Primero los familiares del fenecido solicitaban a los escribas una serie de conjuros que en forma de rollos se colocaban en su tumba y tenían la intención de facilitar su camino al mas allá y su juicio con el dios Osiris.Estas formulas estaban recogidas en el "libro de los muertos" o " Peri en heru".Su origen se encuentra en "Los textos de las pirámides" del Reino Antiguo. Estos derivaron en "Los textos de los sarcófagos" durante el Reino Medio. El papiro con las fórmulas adecuadas para ayudar al alma del difunto se depositaba junto a la momia, en la tumba. También se escribían pasajes del libro en los ushebtis. Pero el libro no sólo comprende fórmulas para superar el juicio de Osiris, sino también pasajes para que el difunto reconozca a los dioses que le serán favorables o para que pueda orientarse en su viaje por "las 12 Regiones de la Duat". Eran los sacerdotes-lectores los encargados de leer ciertos pasajes de el Libro vueltos hacia la momia.



El Libro consta de aproximadamente 200 capítulos o sortilegios que tenían la misión de ayudar al difundo a superar el juicio de Osiris y viajar al Aaru o reino celestial. La versión más conocida y más completa es el Papiro de Ani, un texto compuesto por 3 capas de hojas de papiro pegadas entre si y dividido en 6 secciones con una longitud entre 1.5 y 8 metros cada una. La longitud total del texto es de 23.6 metros. Fue adquirido por el Museo Británico en Tebas el año 1888 y actualmente está registrado con el número 10470. El papiro fue realizado por 3 escribas diferentes, como puede apreciarse en las diferentes grafías que en él aparecen, pero sólo uno realizó los dibujos. Originalmente es posible que no fuese encargado por Ani, un escriba de hacia el año 1300 a.C.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

hola. y qué pasó con el link del tema LAS LÍNEAS DE SANGRE ILUMINATI???????????

Anónimo dijo...

laserta te quiero contactar si esque no tendreis miedo

Anónimo dijo...

laserta no se enojan ustedes cuando matamos a los reptiles paresidos a ustedes tu sabes que cuando dos se paresen uno trata de defender al otro ay algo de sierto en eso.

Publicar un comentario