domingo, 30 de octubre de 2011

ūüõł La extra√Īa y misteriosa abducci√≥n de Julio F. | ¿Quien es Julio F.?




Escucho una extra√Īo voz que le hablo


  Avanzaba la madrugada y aquella ruta que Julio hab√≠a recorrido en numerosas ocasiones hoy se le estaba haciendo extremadamente largo y cansino. No sab√≠a cual era el motivo pero sigui√≥ avanzando, cuando de repente algo, una especie de voz u orden pareci√≥ resonar en su cabeza, una especie de voz como hipn√≥tica, una voz que le hablaba dentro de su cerebro, una voz que le dijo sosegadamente: "tranquilo no pasa nada, desv√≠ate al hostal 113". Julio sin poder evitarlo obedeci√≥ ciegamente aquella orden casi hipn√≥tica y se dirigi√≥ al celebre hostal 113 en la nacional II en la provincia de Soria ( Espa√Īa).



Lleg√≥ a aquel  lugar, un hostal muy famoso en aquellos a√Īos y que era parada de cazadores y camioneros regularmente. Se sorprendi√≥ que en aquel lugar no hubiera nadie a esas horas cuando era un lugar bastante concurrido.se extra√Īo pero se sent√≥ a tomarse un caf√© y  una copa de licor como eran en el costumbre.

Lo que Julio Comprob√≥ este que durante el tiempo que estuvo en aquel lugar no entr√≥ ni una sola persona dentro de la cafeter√≠a, ni una sola persona. Observ√≥ curioso al camarero, un hombre que ciertamente era "algo extra√Īo", un tipo de gran altura (mas de 2 metros) de ojos muy grandes y piel muy blanquecina, portaba este unos Extra√Īos guantes amarillos de pl√°stico para  nada usuales en un camarero, que se mov√≠a con cierta torpeza, adem√°s Julio apreci√≥ una especie de peluca rubia rizada o ensortijada, algo que a el le pareci√≥ a todas luces que era como de una especie de disfraz. Y de todo ello lo que mas record√≥ con el paso del tiempo fue que  este desprend√≠a un fuerte olor como a pino o algo parecido que lo hac√≠a muy desagradable.

Siguiendo las pistas que le dan 


Era una persona muy rara ciertamente. Para sorpresa de este el camarero le da unas indicaciones dici√©ndole donde puede ir a cazarle cuenta que pasado el pueblecito de Medinaceli en una carreterita rural junto al un camino podr√° ir a cazar. As√≠ Julio sale del hostal rumbo a su " nuevo destino" sin saber aun porque. Se sube en su viejo Seat 124 junto a su perro y entonces observa como una especie de luz o luminaria en el cielo que  se sit√ļa sobre ellos. Julio sin una explicaci√≥n l√≥gica la sigue. La luz se sit√ļa  a una gran altura sobre ellos y se mueve a una velocidad constante.

(Julio hasta tiempo despu√©s en las posteriores regresiones no recordara nada de estos hechos y de los posteriores acaecidos.)

La madrugada empieza a caer y las brumas de la noche van cediendo poco a poco. La luz que se sit√ļa sobre el autom√≥vil de repente hace un giro brusco y se precipita sobre este, el veh√≠culo parece como retroceder y poco a poco va par√°ndose hasta quedarse totalmente parado en medio de aquella carretera en medio de la nada. Se bajo del auto miro el motor, el carburador...nada, todo estaba correcto, no sabia que le pasaba al autom√≥vil. D√© repente su perro empez√≥ a alertarse y ladrar muy alterado.
(La historia recordada por Julio en regresiones y sus lapsus de memoria hasta mucho mas tarde no tendr√≠an una coherencia l√≥gica, y solo en aquellos momentos eran pedazos de una secuencia inconexa y llena de lagunas que a sus ojos parec√≠a normal, por eso al lector le  parecer√° que al leer estas l√≠neas  la reacci√≥n de Julio F. al ver aquella luz en los cielos no fue la mas normal ).

Contacto en primera fase con un alienigena o posible ser de otro planeta


Eran aproximadamente las 6 de la ma√Īana cuando Julio F. y su perro mus se encontraban en aquel p√°ramo solitario de la meseta castellana con su auto averiado, Julio no sab√≠a que demonios le pasaba a aquel trasto y su perro para colmo no paraba de ladrar. Sus ojos se giran precipitadamente hac√≠a donde su perro ladra estruendosamente y ve como a  lo lejos entre la niebla all√° a lo lejos dos seres se aproximaban a gran velocidad, dos seres de gran altura y vistiendo una especie de traje de color verde ajustado y que desprend√≠an una extra√Īa radiaci√≥n de color fluorescente con un pasamonta√Īas amarillento. Aquellas pupilas enormes y l√≠vidas lo miraban fijamente eran imposible olvidar, aquel rostro largo y huesudo, aquella tez p√°lida, esos labios finos y extremadamente largos....era imposible olvidar aquella expresi√≥n sin vida e inerte. Era imposible olvidar a aquellos seres que te miraban como perdon√°ndote la vida.
Y otra vez aquel fuerte olor a pino. Julio se asusta much√≠simo y es cuando vuelve a escuchar otra vez aquella voz en su cabeza que le vuelve a repetir: "Tranquilo , Tranquilo "Tranquilo no pasa nada"......



 Los seres se sit√ļan frente a el y le indican que le los sigan, estos para sorpresa de Julio no mueven la boca al hablar pero el los puede entender perfectamente. Obedece entonces ciegamente las indicaciones de aquellos seres que caminan a grandes zancadas y los sigue hasta una colina cercana y para su sorpresa se encuentra una gigantesca aeronave que seg√ļn cont√≥ tenia un tama√Īo de aproximadamente 4 pisos y se sosten√≠a en el aire como sujetada por alguna extra√Īa fuerza que la hacia permanecer ingr√°vida.


Julio se queda como paralizado al ver semejante veh√≠culo ante si, esta como paralizado. D√© repente una luz aparece desde lo alto de la nave que sin aviso absorbe a Julio y su perro hacia el interior de la aeronave. Julio se siente como confundido en un primer momento, pero cuando recupera la consciencia se da cuenta de que se encuentra en el interior de un recinto extra√Īo, sin duda es el interior de la aeronave. Es un lugar di√°fano y minimista sin aristas, d√© un metal extra√Īo que no reconoce. Ante el est√°n los seres que le han transportado a aquel lugar, sus pupilas lo examinaban de arriba abajo.


Otra vez escucho esa voz en su cabeza:"tranquilo,no te haremos da√Īo,solo queremos examinar tu perro,pero no lo haremos sin tu permiso"

Julio sin saber porque accedi√≥ a que se examinara a su perro Mus que fue conducido a una especie de espejo donde se le situ√≥.

Uno de estos seres pincho en la pata al perro entre los sollozos de animal que se sent√≠a intimidado e impotente para poder defenderse de aquel personaje.

Lo siguiente que Julio F. recordaba era que se volv√≠a a su autom√≥vil junto a su perro, se sentida confundido y mal, decidi√≥ volver a su casa. Cuando se percato de donde estaba se dio cuenta de que era de noche y su reloj permanec√≠a est√°tico en la hora de aquel fat√≠dico encuentro. Las 5 y 30 de la madrugada.

La vida de Julio F. a partir de ahora se convirti√≥ en un sufrimiento terrible, pesadillas constantes con aquellos seres, regresiones que poco a poco iban desempolvando la memoria oculta de aquella fat√≠dica noche. El fin de Julio F. parad√≥jicamente ocurri√≥ muy cerca de donde 10 a√Īos antes tuvo aquel encuentro en la madrugada junta a su fiel perro Mus. Lo dem√°s es un secreto entre el y su extra√Īo visitante de otro supuesto planeta.








1 comentario:

Entradas populares

Encuentros cercanos del tercer tipo: Casos impactantes de contacto directo con seres extraterrestres

 Los encuentros cercanos del tercer tipo son aquellos en los que los testigos afirman haber tenido contacto directo con seres extraterrestre...

CAMISETAS VAPEO